La estrella

A veces, cuando los ataques de decepción no vienen solos, se hace necesaria una ruta de escape para encontrar una manera de maniobrar alrededor de los oscuros sentimientos que, tontamente, te hacen caer en un estado de deleznable inactividad.