Songfics

Una manera de pensar en un songfic.Los songfics son una clase especial de fic muy relacionada con la música, y por ello, en difícil territorio legal.

Sin ahondar mucho en los detalles semánticos, todo fanfiction que contenga la letra de una canción o partes de ella puede considerarse como songfic. Por mi parte, considero que los fics inspirados por completo por una canción también pueden ser llamados songfic, pero esto ya es una cuestión personal.

Normalmente, además, los songfics tienden a ser Oneshots, de manera que la letra de la canción está colocada entre la narración, de manera que la ayuda a continuar o explica lo que está pasando en el relato. También hay casos en los que la letra de la canción es el propio relato, sin narración intermediaria, aunque normalmente este estilo suele ser bastante básico y, en definitiva, de poca calidad. Finalmente, otro tipo que no es muy común y tampoco es exactamente un songfic son los relatos largos que usan al principio de cada capítulo la letra de una canción como introducción. En estos casos, la canción es más un adorno que una parte importante del desarrollo de la trama.

Ranma y Akane preparados para un songfic.No es difícil imaginar, por tanto, que este tipo de relatos están en un terreno legal bastante más peligroso que el resto del fanfiction; al entrar en contacto con las competencias de las discográficas, el asunto se vuelve aún más complicado que de normal (el único tipo de fanfiction que lo tiene aún peor es el “Fanficti0n de personas reales” –si es que se escribe así– por motivos obvios). Éste es uno de los géneros que más me preocupa; no por los temas legales, ya que mi respeto por la industria de la música decae más y más con el paso de los días, sino por la proliferación de songfics en los que el trabajo del autor ha sido absolutamente nulo (también por usar canciones sin ningún significado real para intentar demostrar el amor entre dos personajes, pero eso ya es cuestión de calentones mentales).

En fin. Los Songfics están ahí, y pueden ser una buena manera de relatar qué siente el autor cuando oye una canción o cuando descubrió una cierta serie, película o libro. El poder de la música hace mucho que es evidente, y este género no es sino otra manera de usarlo.

Mis songfics

Jamás: Ranma permite que Akane descubra la presión que esconde en su interior al ritmo de The show must gEl disco donde puedes escuchar la canción del songfic.o on.

Feliz año nuevo: Akane se encuentra en el principio de una nueva etapa de su vida. Ranma, siempre agradecido por lo que ella hizo por él, vuelve a cantarle en la madrugada de Año Nuevo una canción que siempre recuerde en sus sueños. Usando Historia de un sueño de La Oreja de Van Gogh.

Evidentemente, y aunque no sé muy bien cómo escribirlo, me gustaría dejar en acta que el uso de las letras de las canciones que en estas historias aparecen se hace sin ánimo de lucro, y todos los derechos pertenecen a sus respectivos dueños. Por otro lado, los relatos en sí (es decir, lo que no es letra de una canción) están publicados bajo la licencia Creative Commons que está especificada en la columna de la derecha.