Sobre la cinéfila, la autora, la arquitecta, la amiga, la… (y otros doce adjetivos más… O más)

Cumple de Mery, todo el mundo arriba!

Anuncios

Se podrían escribir ríos de tinta sobre este día, incluso mares, y la persona a la que le pertenece. Pero lo cierto es que es más fácil que las acciones de sus amigos hablen. Sí, son más de una docena, y sí, están locos de amor.

Amor del bueno, del que haces que te acuerdes, aunque sea vagamente, de una persona cada día de tu vida. Pensando en cómo estará, viéndola escondida entre las líneas de una buena canción (o un disco entero). Entrando en una tienda, viendo algo y pensando: “¡Eso le encantaría!”. Y a veces cogiéndolo. Y a veces mandándolo tarde…

Amor del que te hace querer ser mejor persona. De esos en los que uno hace calentamientos de hombros antes de dar abrazos, por que las ganas son demasiadas. Amor de compartir ojeras a kilómetros de distancia. De no saber, pero saber un poco sin necesidad de saber. De saber, y por eso apoyar, aunque no se sepa muy bien.

Yo, por mi parte, te voy a seguir felicitando todos los años, pero siempre los 25. Creo que para entonces ya eras tan sabia que el resto está siendo un bis maravilloso de ensueño. Como si Sabina, Andrés Suárez y Love of Lesbian se juntaran para hacer una canción. El cumpleaños feliz, por ejemplo.

Creo que ya no cumples años, sino que les invitas a pasar.

Y lo cierto es que has dado otra vuelta.

Y poco a poco te vas pareciendo más y más a ese tipo de personas que un buen escritor necesita para no volverse loco. Una persona que ha entendido tantos de los recovecos de la vida, que tan sólo necesita echar un vistazo por encima para saber de qué van.

Y, aun así, le dedica todos los suspiros que haga falta. Porque eres de las pocas, de las que apenas quedan. Eres de las personas a las que las historias de los demás le importan. Y ese tipo de persona lo dicho, no abunda.

Así que, qué hacer sino desearte una buena historia, una de esas en la que terminas riéndote de lo malo y sintiendo que te mereces lo bueno, porque trabajo ha llevado. Y trabajo has hecho. Más de lo que es posible entender.

Y recuerda, que si a pesar de todo lo dicho, alguna vez te encuentras en una situación en la que no entiendes nada, siempre puedes invocar una fórmula mágica que dice:

the-fuq_o_229988

PD: Eso también de parte de Josep :).

PDD: En resumen, ¡feliz cumpleaños, Flor de las Tormentas!

Autor: Mu-Tzu Saotome

Estudiante y escritor novel, manga aficionado y cazador de bromas al vuelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s