Escape circular

Durante las Navidades, escribí en un cierto estado de ensoñación y cansancio, una especie de micro-historia disconexa y simbólica que, una vez más, ahora queda un poco atrasada, pero que igualmente quería subir. Así que, ahí va.

 

Escape circular

Luces de todos los colores. Y el caleidoscopio de mi conciencia se apaga entre toda esta lluvia y frío de un Noviembre perdido. Tan solo ya el silencio de mi cuerpo, y los recuerdos que no quieren quedarse quietos como mi corazón.

Hubo luz, un fuego vivo cuando la Primavera abrió las ventanas. Eran días de juegos, de recuerdos que nunca tuve y de repente se formaban en mi pecho. Miles de tatuajes que cobraban vida en mi piel, recuerdos de toques de fuego, recorriendo mi cuerpo sin secretos. Y aquel picor que nació al fondo de mi mente de repente se convirtió en lo único que podía sentir. Mi vida, reducida a un grito animal, a una búsqueda sin Sol y mil camas. Néctares embriagadores de sentidos ya embotados, tocando cielos cada noche tan solo para caer de vuelta a la Tierra sin paracaídas ni ganas de vivir. Y tanta locura se juntaba en el pecho que amenazaba con explotar.

Un camino que no admitía acompañantes, que tan sólo tenía un sentido al verse con el sinsentido de la soledad de los amigos y los conocidos. Así que, sin otra opción, continuó la búsqueda de un Verano de sequía y muerte. Desiertos multicolor trataron de llenar su corazón, pero no había suficiente arena para sofocar el fuego perverso que se había encendido. Y poco a poco, los granos de su control se convirtieron en cristal que atravesó sus entrañas, hiriéndole mortalmente de forma oscura, escondida. Por lo que, sin fuerza para montar una defensa, la humanidad terminó desapareciendo y, al fin, lo único que quedó fue un animal cuyo único objetivo era el de llenar esa huella de un rocío que aún sorbía sus pensamientos.

Un invierno maldito se adelantó a lo previsto, y una vez más la carrera se puso en marcha. Ni agua ni leña para un fuego que se negaba a morir, lo único que quedaba era desesperación, y después de la tristeza, la locura. El aire se dio la vuelta, y entre sus pliegues encontró lo que andaba buscando, en medio de un callejón oscuro una tarde de Febrero. Vaho, y el aliento acelerado de lo prohibido quemándole en los pulmones, descendiendo hasta los infiernos para alcanzar al fin los paraísos que un día dio por perdidos. Pero, poco a poco la realidad rechazada va abandonando la escalera, ya no será más compañera. La nueva vecina es sin duda mucho más atractiva, sin embargo Fantasía nunca fue conocida por su contacto. Demasiado soñada, amaba cualquier cosa inalcanzable.

Y así se volvió a un otoño que nunca tuvo que haberse ido. Los perros de las consecuencias habían captado su rastro, y su huida nunca fue lo suficientemente real como para darles esquinazo. Ya tenían su rastro, y su olor a miedo de repente le dio asco una vez más. Corrió una vez más, y los golpes y los tropiezos atrajeron la última mirada de Realidad, que se lamentaba. Mirada atrás, respiración agitada, músculos que gritan, pero el pasado ya no vuelve por mucho que el presente se empeñe en parecerse. De repente, aquel mismo callejón de liberación se vuelve traición, y sin lugar a donde ir, la cordura desplaza del todo a la locura. Vuelven los recuerdos, los pensamientos y los remordimientos. Y con todo ello, vuelven dos balas al pecho.

Cae directamente a la tumba en Noviembre, y para celebrarlo, la lluvia aparece y de colores. El calor se pierde, la conciencia da vueltas y los estertores se vuelven finales. El arrepentimiento tiene nombre de recuerdo, y aquel fuego, inmortal de nacimiento, se descubre vacío, una mentira que nunca fue descubierta. Nunca, hasta el final.

Y tú, ¿a qué esperas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s