Testamento vital del que perdió el juicio

Falto un tanto de ideas, y más muerto de sueño de lo que debiera, subo este poema (que en parte era una práctica de la rima ABABABCC, sin contar la métrica) que escribí, si no recuerdo mal, durante las prácticas de Termo y Mecánica, esas grandes aspiradoras de tiempo, hará ya tres años.

Testamento vital del que perdió el juicio

Todavía espero poder cometer ese error
que haga de cada segundo una llama
que consuma mi cordura y llene de momentos
cada instante de cada recuerdo, y que haga
un paraíso del lugar que fue un infierno.
Porque sólo tú puedes ser mi hada,
y si todo esto resulta que no puede ser,
no importa: si tú estás bien, yo también lo estaré.

No importa, aunque me rompiera el corazón,
que no empezase lo que nunca acabaría.
Siento de alguna manera que todo este amor
que guardo entre mis cajones todavía
no va a poder salir y trastoca tu razón;
al parecer, el destino está en contra mía
pues por mucho que busco el momento preciso
sigo tan perdido como estaba al principio.

Sigo perdido de camino a las noches
y antes de poder reaccionar me extravío;
sigo viendo como al final vas con él,
y que por mucho que miro, nunca mi camino
se cruza con el tuyo. Pero no pienso mover
ni un ápice más este sentimiento perdido,
pues aunque te quiero con todo lo que soy
si sigo así… odio adónde voy.

Así que, simplemente espero que no me odies
si algún día me doy la vuelta y me marcho,
porque si en estas noches te hablo y no me oyes,
que aunque no salgan sonidos, deberías notarlo,
no puedes culparme de querer ser libre
y buscar el aire que me ayude a manejarlo.
Que como una losa gigantesca pesa la agonía
de las verdades amigas que jamás se atreverían.

Al descubrir el desierto en el fondo de mi alma
de repente fui la presa del miedo y el dolor.
Vislumbre tu figura esbelta y alta,
y en un momento quedé prendado de tus ojos.
Pero al mirar a mí alrededor vi una bandada
de terribles recuerdos ojerosos.
Y ahora me siento huir sin un destino
entre todas estas noches de fino lino.

Y ahora me siento morir todas las noches
cuando van pasando las horas y no recoges
todas las verdades que dejo encima de tu cama
y que nunca logran llegar a tus sueños.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s