Luces y noches de un cretino

Las noches, aún desde lejos como me gustan a mí, siguen siendo momentos fascinantes para mí, que no me dejan pensar en otra cosa durante otras tantas noches más.

Luces y noches de un cretino

La luz eléctrica choca
contra mis ojos cerrados.
El ruido digital amplificado
mis oídos no los toca.

Hay carreteras que unen
los pares de almas más dispares.
Mas no siempre las amistades
acaban saliendo de casa la mañana de los lunes.

Y el éter invisible de la noche palpita,
se revuelve azuzado por pasiones secretas,
y se aparta ante la persecución de amantes
que aún no saben como amarse.

A la luz da un fluorescente
se consume mi noche y mi suerte.
Pasa mi vida como una película
que enciendo y apago todos los días
de la que desconozco principio y final
y el presente desearía cambiar.

Así que observo sin mucho acierto
mientras mi corazón muere y renace
y como no creo que jamás lo alcance,
inerte he quedado ante el dulce desconcierto.

Me refugio en un concepto divino,
yo, que enraizo mis pies en la tierra.
Que lo que llegue será, pues es sino,
y que éste, por inmortal, no yerra.

Y una noche más quedo escondido
tras unas gafas y la actitud de un cretino,
Que si no sé responder, tú tranquilo:
¡ofendo en tan sólo dos adjetivos!

Y entonces, a la luz de una bombilla
llego a mi casa, a una milla.
Milla en la que mi mente duda
si todo lo dicho y hecho
fue todo lo más correcto.
Y aún más, si lo no hecho
hubiera sido más correcto.

Anuncios

Autor: Mu-Tzu Saotome

Estudiante y escritor novel, manga aficionado y cazador de bromas al vuelo.

2 comentarios en “Luces y noches de un cretino”

  1. Rodri…

    Ahora que ya sé cómo entrar aquí, ya sabes que no me perderé ni una de tus entradas. A estas horas en las que mi mente ya flaquea, tus luces y noches (lo de un cretino lo omito) han sido un estupendo broche para este día que termina (y que me regala un espectáculo sin igual desde mi ventana, con Orion levantándose en el cielo y las Pléyades en todo su esplendor…Qué maravilla. Como sé que en ésto tú me entiendes, por eso te doy la brasa!!)

    1. Y tanto que te entiendo, jeje. Esta misma mañana de mercadillo, la luna ha terminado escondiéndose toda amarillenta y (falsamente) de un tamaño descomunal. Por un momento olvidé que estaba en un parking para vender cosas. Con el viento que hacía, parecía más bien una expedición polar!

      Espero que el finde te haya dado alguna oportunidad de mirar a las estrellas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s