Nothing else to say

Irónicamente, este poema iba dirigido a una amiga en la que llegué a confiar plenamente. Por desgracia, apenas un año después, se volvió evidente que me había equivocado al darle mi confianza.

Sin embargo, a través de ella pude descubrir a otra persona que sí mereció, merece y merecerá mi confianza. Y toda la ayuda que le pueda prestar. Por ello, va por ella, la flor de la lluvia y las meigas.

Cómo escribí a finales de enero de 2008 en mi antiguo Space:

A la amiga que está

No sé muy bien como empezar,
temo que mis palabras te puedan sonar
como el choque de las olas del mar;
un estruendo que tiene poco que contar.

No, sé que para ti serán
algo para guardar y atesorar.
Mil veces me has probado ya
que en ti puedo confiar.

A pesar de todo, tengo miedo;
el alcohol no es muy circunspecto,
suelta los secretos al viento
y no puede responsabilizarse de lo hecho.

Y ahora lo que menos necesito
es que sepan sobre este… maldito.
Empiezo a sonar a un egoísta chiquillo
pues todos tenemos problemas en este mundillo.

Pero no, entiendo que confío en ti
por eso quiero contarte aquí
que hace ya tiempo que no soy feliz,
que la cuenta de los malos días perdí.

“¿Por qué? Te preguntarás horrorizada,
“¿Qué le habrá pasado a este alma?”
Digamos que no llego a alcanzar
al hada que me fue a enamorar.

Y temo ahora, día a día, hora a hora
perder a mis amigos, y a esa cosa maravillosa,
pues ahí está el problema de la cosa:
y es que ella no está sola.

Y temo tanto soltarme un día y contarlo
y perderlos a todos de un plumazo
que por dentro me voy marchitando
esperando el momento que, tal vez, ya ha pasado.

Tanto es así, ya ves,
que he decidido dejar de ser
para querer, o más bien, poder,
y contártelo de una vez.

Me seguirás viendo ir y venir
y mi mente estará en el cenit,
deseando poder dejar de sentir,
“¿Aquella vez, recuerdo, mentí?
Si no lo hubiera hecho, ¿seguiría sin ti?”
Pero, de vez en cuando me verás reír,
reír de verdad, sintiéndolo hondo en mí.
Y quiero que sepas desde aquí
que si me ves entonces feliz
es porque te tengo a ti,
mi amiga que estás
y te quiero a reventar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s