Let it snow (II)

Sucede a los 21 años y… algunos meses.



Let it snow (II)

¡Maldita la nieve!

¡Maldita la residencia y el frío que la atenaza! ¡Maldito, incluso, el radiador roto de su habitación que le recuerda constantemente lo que podía tener y no tiene! Al parecer, absolutamente todo lo que podía ponerse en su contra lo había hecho. Desde el tiempo hasta su cuerpo, absolutamente todo batallaba contra él para que pasara las Navidades lejos de su familia, de su casa, y de todo lo que le era querido.

Así que, vencido, observaba sin mucho interés la nieve caer al otro lado del frágil cristal que le servía como ventana. Era un caer lento, pausado, como si cada copo tratase de mantenerse en su campo de visión el máximo tiempo posible, desesperándolo más y más. Los apuntes de todas sus asignaturas creaban un mar impracticable de información sobre su helada mesa, y cada vez que su mirada caía de la ventana hasta ellos sentía un pinchazo de arrepentimiento. Sabía que debía estudiar, pero lo penoso de la situación le presionaba contra los oídos como un zumbido incesante, y no le dejaba estudiar ni ordenar las hojas siquiera.

Cansado de no hacer nada, decidió levantarse y dar dos pasos para derrumbarse sobre la cama. Las ideas para combatir su estado pasan perezosas por su abigarrada mente. Practicar, haciendo algunas katas, es impensable: el aire frío lo despertaría, sí; pero sería incapaz de hacer bien hasta la más fácil rutina, y la frustración ocuparía el lugar de la inactividad. No podía llamar a ninguno de sus amigos; todos estaban en sus casas, disfrutando, y no quería amargarles las fiestas. Y cualquier tipo de actividad mental sería como intentar amasar pan cambiando la harina por cemento.

No, lo único que le quedaba era estar allí y sentirse sólo y desesperado por sus estudios que no salían. Cuando decidió ir a la universidad, hacia ya tres años, no podía imaginar lo que estaba pasando ahora. Entonces, las imágenes que habían pasado por su imaginación eran todas de risas y triunfos, y tal vez, poder labrarse un nuevo futuro, dejando atrás de forma definitiva el pasado. Al fin y al cabo, ya había aprendido mucho más que cualquier otro antes de dedicarse a la escuela de las Armas Ocultas, a sus artes marciales.

Pero, la universidad le había abofeteado de vuelta a la realidad. Al fin y al cabo, el tiempo pasado con su nueva familia había sido demasiado bueno para ser cierto. A pesar, incluso, de que el comienzo no fuera un camino de rosas precisamente. Aún así, aquello no fue nada inesperado después de lo que hizo en Nerima.

Pero, ¡ya está bien! Saltó de la cama y se sacudió los terribles recuerdos de puños angelicales que habían comenzado a llenar su mente. Tenía muchísimas cosas que hacer. ¿Qué se había quedado atrapado en una residencia fantasma lejos de todo el mundo? ¡De acuerdo! Aprovecharía para hacer cosas que sólo podía hacer cuando estaba solo… Bueno, eso no, que tampoco le apetecía en ese momento…

Pero practicaría lo último que le enseñó Cologne. Al fin y al cabo, cuando volviese tendría que tenerlo perfectamente aprendido, y nunca sabía cuando iba a aparecer la vieja momia. Y estudiaría también, que los exámenes estaban tan cerca que podía sentir su peso en el ambiente.

Sí… Haría muchas cosas ahora que tenía todo el silencio y la soledad que necesitase, y algo más. Haría… Haría…

Miró a la ventana y se dio cuenta de que, además de la nieve, gotas de lluvia parecían golpear silenciosamente el cristal. Y cuando fue a cubrir una con sus dedos, se dio cuenta de que no podía. Y deseó no estar allí.


N.A.: Continuo con el proyecto y con los exámenes. Algo más de tiempo para terminar algo que no sea un nuevo capítulo de uVeMC. Y es que, las Navidades pueden ser tan solitarias como frías.

Al capítulo anterior. O a una Vida en Momentos Congelados. O al capítulo siguiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s